El creador de personajes como Hulk, los Vengadores o Dr. Strange, nos enseñó que para ser exitoso hay que imaginar, crear, hacer lo que amamos, divertirnos y nunca parar.

l 28 de diciembre se cumple el 96 aniversario del nacimiento del “sorprendente” Stan Lee. ¿Cómo crees que sería su cumpleaños? ¿En la casa de Tony Stark mirando al mar y usando uno de los trajes de Iron Man? ¿En la Mansión del Profesor Charles Xavier con sus estudiantes haciendo de las suyas? ¿En la nave de Shield con Nick Fury como anfitrión e intentando no hacer enojar a Hulk?

Es muy probable que estuviera rodeado de quienes han dado vida en la pantalla a las historias que nos dejó, porque son un ejemplo extraordinario de lo que los emprendedores deben tener para ser exitosos. ¿Cómo adquirir esas habilidades necesarias para emprender? Es la picadura de una afanosa y emprendedora araña, la exposición a rayos de innovación, mutaciones que nos hagan tener mas capacidades para que nuestro negocio funcione.

Lee, además de divertirnos, con su vida y trabajo nos da ejemplos de los “poderes” que una persona debe desarrollar para lograr el éxito. A su fiesta cumpleañera quizá iría vestido como en uno de sus famosos cameos, con una bata a la “Hugh Hefner” rodeado de un par de rubias. Aunque Stanley Martin Lieber  siempre fue un tipo tranquilo, mas del tipo familiar. Cuando le propusieron hacer una película de su vida respondió: “¿Qué demonios estarán escribiendo en el guión? Nunca he sido arrestado, no he tomado drogas y sigo con la misma esposa desde hace 54 años… ¿Dónde está el interés?” Quizá lo que pudieran considerarse sus “excesos” serían su trabajo incansable y su imaginación.

1. Imagina

Uno de los poderes que debería tener todo emprendedor es la imaginación, la capacidad de concebir una idea de negocio, una solución a determinado problema y que además le paguen por ello. Incluso, en una mayor dimensión, la capacidad de crear tu propio destino y no el que las circunstancias te deparan. Desde hace años, una de las frases que tengo como mantra y que incluso ha estado impresa en la pared de alguna de mis oficinas es: “La mejor forma de predecir el futuro es crearlo”.

Nacido en un pequeño apartamento de Nueva York, Stan Lee es un claro ejemplo de lo que la imaginación puede lograr. Él logró un destino mas allá de las limitaciones de su entorno para crear una vida plena y un negocio más que exitoso, no sólo en lo financiero, sino en el reconocimiento, en la expansión de la forma de contar sus historias, saltando de lo impreso a la industria del cine, pasando por toda clase de juguetes, diversiones, ropa y hasta video juegos.

2. Crea

Para implementar esas ideas creadas en nuestra mente, los emprendedores requerimos poseer el “súper poder” de la creatividad. Sin esa habilidad nos quedaríamos en el mundo de las ideas sin posibilidad de implementarlas en el mundo real. Richard Wagner decía que “la imaginación crea la realidad”, el poder de una visión es el inicio de una nueva realidad. Ese poder de crear que nos asemeja a los dioses, semi dioses o súper héroes hace posible hacer del mundo un mejor lugar, tal como los personales de Lee.

“Tener una idea es lo más fácil del mundo. Todo el mundo tiene ideas. Pero tienes que tomar esa idea y convertirla en algo a lo que la gente responderá, eso es difícil” decía Lee. Los logros del creador de Marvel son testimonio de que como nacemos no determina nuestra vida,  pues el nació en el seno de una humilde familia de inmigrantes, en medio de la gran depresión económica en Estados Unidos. Pese a esto, nos demostró que podemos crear la vida que queremos. Primero hay que imaginarla y luego construirla, crearla.

3. Haz lo que amas y diviértete

“Yo solía sentirme avergonzado porque, mientras era escritor de comics, otras personas estaban construyendo puentes o ejerciendo carreras médicas. Pero entonces me di cuenta de que el entretenimiento es una de las cosas más importantes de la vida. Sin ella nos hundiríamos. Ahora siento que si eres capaz de entretener a la gente, es que estás haciendo algo bueno”, dijo alguna vez Stan.

Una clave para poder ser felices y por añadidura exitosos, es hacer lo que amamos, lo que no nos pese, de tal forma que podemos estar trabajando en algo, que incluso pagaríamos por hacerlo. Encontrar esa vocación nos puede llevar a trabajar diez, doce, catorce horas diarias o más; incluso pensar o soñar despiertos en nuestro proyecto durante la noche o trabajar mientras otros descansan.

 

4. Detona tu poder personal

“Un gran poder implica una gran responsabilidad” dice “Stan the Man” darnos cuenta del papel que como emprendedores desempeñamos al ser generadores de innovación y empleos, aportar soluciones a los problemas de las personas, ser motores de la economía en un país donde el 99% de las empresas son pymes y generan casi el 80% de los empleos no es cosa menor.

Como líderes de un equipo de trabajo, los emprendedores, nos enfocamos no sólo en temas de productividad, sino en actitudes. Los valores de nuestra empresa o startup permean en los miembros de nuestros equipos, en sus familias y nuestros clientes. El verdadero emprendedor construye algo más que un negocio. Un verdadero emprendedor, es en esencia un líder que con sus acciones se vuelve referencia para otros. Como decía Lee, “cuando trabajas con personas talentosas, ellos te inspiran. Y uno espera inspirarlos a ellos también”.

5. No detenerse

Puede parecer un juego de palabras, pero en vez de preocuparnos debemos ocuparnos de las cuestiones que nos pueden generar dificultades. Stan decía: “Lo más importante es estar ocupado. Si estás ocupado trabajando no tienes tiempo para preocuparte de los problemas serios de la vida”.

Y no creo que el también creador del Dr. Strange, Daredevil, los Cuatro Fantásticos, el Increíble Hulk, los Vengadores, Pantera Negra, Silver Surfer y Nick Fury, entre otros, tratara de eludir cuestiones. Más bien creo que se refería a no permanecer estático a trabajar de manera incansable, en enfocarse en ser mejor, diferente, único, eso se logra con trabajo arduo. “Trato de no hacer nada parecido a lo que hecho antes. Tenemos un gran universo aquí, lleno de nuevas ideas”.

Pues hoy 28 de diciembre, cumpleaños del “Tío Stan”, festejemos en su honor, leyendo uno de sus cómics o viendo una de sus películas y pensando sobre lo que su vida y sus personajes nos dicen en “voz” y “entre líneas”. Como él diría, “es necesario inyectar un poco de filosofía o de algo, para que el lector pueda reflexionar cuando lea las historias”.

FUENTE ORIGINAL

 

¡Quiero conocer los espacios disponibles!

¡Necesito una oficina a la medida!