Ser emprendedor y poder tener un negocio propio es probablemente una de las mejores experiencias en la vida profesional de cualquier trabajador. Es el momento en el que podemos independizarnos laboralmente, un hecho que dota de seguridad a la carrera de toda persona con ambiciones. Una etapa que se recuerda por los siglos de los siglos. Pero por desgracia, no existe una fórmula exacta para cosechar el éxito. Pero sí que están aquellos aspectos indiscutibles, aquellos que tienen que ver con hacer las cosas bien desde el principio. Y al montar una empresa es sumamente importante estrujarse la mollera.

Para iniciar semejante aventura profesional, un paso obligatorio consiste en encontrar el mejor lugar para establecer tu negocio. Para ello debes analizar múltiples aspectos que determinarán la cantidad de clientes que seas capaz de atraer. Este tipo de decisiones no pueden tomarse a la ligera, ni mucho menos. Hallar un local donde tu incipiente negocio pueda crecer puede ser de lo más determinante. De esta manera, podrás comprobar cómo tu empresa empieza a florecer justo al inicio de la primavera. Feliz coincidencia donde las haya, sin duda. ¿Acaso no es bonito?

Investigar antes de rentar

Con las ventajas que nos provee el internet, lo más pertinente es informarnos sobre la situación de los locales comerciales en renta en el mercado. Compara precios, investiga qué zona es la de más concurrencia. Verifica si es un espacio comercial, industrial o para oficina. Recuerda que existen portales como iCasas que te pueden facilitar esta tarea.

Un lugar que cumpla con tus necesidades

Debes ser consciente de que el sector de tu negocio influirá en las características generales del lugar alquilado. Por ejemplo, si deseas poner un negocio de ropa, la estrategia para crecer rápido no es otra que colocarte al lado de tu competencia. Esto hará que tus clientes te identifiquen de manera inmediata, porque te encontrarán en la sección de los locales que vendan el mismo producto que tú.

Compara precios

Sabemos que existe el amor a primera vista. Seguro encontraste un local que consideras perfecto: es barato, está bien ubicado y tiene muchos servicios. ¡Pero espera! No te adelantes ni te dejes llevar por la emoción. Es importante que antes de decidirte por un sitio puedas comparar precios. Tomar decisiones apresuradas puede traer consigo el fracaso en tu empresa. Seguro que has escuchado ese dicho que dice que “lo barato sale caro”, porque no siempre lo más económico es la mejor opción.

Comprobar que todo esté en orden

Antes de cerrar el trato con tu arrendador debes asegurarte de que el local por el que piensas pagar lo tiene todo en regla. Es decir, que no haya problemas legales. Debes investigar si el lugar tiene los permisos necesarios de zonificación, lo cual te evitará muchos dolores de cabeza.

Pide ayuda de un asesor

La mejor manera de encontrar un local y conocer los requisitos para alquilar es buscar la ayuda de un asesor inmobiliario. Éste no solo te orientará durante todo el proceso de negociación y firma del contrato; también se asegurará que el arrendador cumpla con los acuerdos pactados.

Que todo quede por escrito

Es básico. En cualquier negociación, toda cláusula o acuerdo debe quedar por escrito para beneficio tuyo y de quien te alquila. Es muy importante que tus peticiones al propietario se estipulen en el contrato. Recuerda solicitar una copia del documento a tu arrendador.

Posibilidad de modificar mi local

Si el local necesitase reformas en función del negocio que montarás, deberás solicitar al dueño un permiso para hacerlo. Una manera de estipular estas bases formalmente es agregándolas al contrato mediante una cláusula específica que te permita realizar los cambios que desees.

Tiempo de arrendamiento

Es importante considerar la duración del alquiler. No hay manera de saber el tiempo en que tardará en expandirse tu empresa. Por ello, no siempre es recomendable pactar tiempos largos de arrendamiento, las necesidades de tu proyecto pueden cambiar de la noche a la mañana. Lo ideal es convenir tiempos cortos, ya que es más fácil extender un contrato de renta que pagar por adelantado los meses faltantes.

Estos ocho pasos son fundamentales para empezar con buen pie tu carrera como emprendedor, sobre todo con todo lo relacionado con la renta de un local. Un espacio en condiciones allanará tu camino hacia el éxito.

FUENTE ORIGINAL